lunes, 25 de abril de 2011

¡Infoxica-dos!

Enviado por Adrià a través de Google Reader:

vía Tres Tizas de Marcos Cadenato el 19/04/11


Cuando oí por primera vez la palabra, levanté los ojos del teclado y miré la televisón con atención… Una voz en off decía:
"INFOXICACIÓN. Estamos intoxicados de información.
Antes tenías cinco amigos; hoy, quinientos…
Si tenías sed, bebías agua; ahora puedes encontrar cien aguas diferentes…
El color azul era azul no cobalto, lapislázuli o marisma…
Infoxicación: miles de opciones, millones de dudas…"
Realmente me sentí identificado -infoxicado- pero no por tener miles opciones en la vida (un millón de amigos que decía la canción; mil marcas y tipos de agua o millones de matices y colores…). No, no era por eso. Diversidad es vida; diversidad es cultura; diversidad es riqueza. No, yo cuando me sentí identificado con el individuo del anuncio es en lo relativo a la intoxicación de información.
1963. Recuerdo de niño que me gané mis primeras reprobaciones de mi padre cuando leía la vieja Gaceta del Norte antes que él: -"pareces un viejo", me decía… De la radio recuerdo la incofundible voz de Luis del Olmo y su Protagonistas que acompañaba a mi madre allá donde fuera: RNE, COPE, Onda Cero, Punto Radio… y de la tele, pues la TVE y el UHF, o sea dos cadenas y el mítico Un dos tres, responda otra vez, Historias para no dormir, Curro Jiménez, La clave, Directísimo y mis queridídimos Chiripitifláuticos… Mi información transcurría por un periódico, una emisora de radio y dos cadenas de televisón.
2011. Las cosas han cambiado espectacularmente. "Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad", que decía  Sebastián a don Hilarión, de la Verbena de la paloma… Tengo diferentes emisoras de radio en cada uno de los aparatos que uso; a diario compro un solo periódico, pero los fines de semana me llevo cuatro; desconozco el número exacto de canales de televisión tedetédicos e imagénicos que entran por mi LCD, pero se aproximan al centenar…  Y tampoco tenía la sensación de estar infoxicado. Al fin y al cabo, eliges una emisora, un canal, un periódico…. jamás he intentado seguir dos programas a la vez saltando el díal o jugando con el mando. Mi lectura periodística, mi escucha radiofónica y mi visón televisiva son pausadas, reposadas, sosegadas…
Y ¿qué me recordó el anuncio del coche para que me sintiera identificado y retratado en la dichosa palabreja? In-fo-xi-ca-do…, mejor aún, in-fo-xi-ca-dos, y el dos es del dos punto cero, sin duda… Aquí, en la web 2.0 y en la web social es donde nos han llovido miles, millones de ítems informativos. Nuestro lenguaje ha cambiado, se ha informatizado. Extraigo al azar un pregunta de un Foro: "Desde que he instalado la version 4 de Firefox no puedo utilizar el video-chat de gmail porque al parecer Firefox no detecta mi cámara y mi micro, primero ocurrió en mi flamante netbook regalo de reyes pero ahora también me ocurre en el PC :? " (sic). Sí, sí, lo entendemos, pero hay mucha gente que no pasa de la primera línea…
Hagamos examen de conciencia y acto de contrición informático públicamente.  Confieso que tengo un PC, un portátil, dos netbooks, un Iphone 4 y un ebook. Confieso que diariamente, leo mi correo de Gmail -unos 30 ó 40 correos diarios, si no son más-, contesto a los urgentes o destacados; reviso los comentarios de este blog; visito y leo los posts y comentarios de otros compañeros; ojeo algunos de los cerca de 700 tuits que me llegan diariamente;  respiro profundamente; algún que otro Buzz de los 100 que me marcan Gmail; respondo a las dudas o a las actividades resueltas de los alumnos en la plataforma Moodle; contesto a la llamada por Skype o por Gtalk de Gorka; también al DM de Twitter que me envía  Juan Carlos; cuando termino, me ponga a publicar y a enviar correos a los participantes del premio Edublogs de Espiral; nueva ventana de aviso de llamada en una ventana del chat de Gtalk, es Aster, que me pregunta una duda. El icono del Dropbox me anuncia que han sido actualizados cinco archivos; me llega un SMS al Iphone y se me recuerda que a partir de hoy mi velocidad de navegación en Internet es de tanto… Suena el fijo: "Su operador de Internet más cercano…". Cuelgo. Respiro profundamente, de nuevo.
En este preciso momento recuerdo que tengo que escribir un post para la próxima semana, que tengo que preparar una presentación en Power Point para un curso de formación, completar un Gdocs. que estamos compartiendo con diez colegas de proyecto colaborativo, una pecha kucha para el EABE11, escribir tres haikus en homenaje a Japón y subir las fotos que hicimos la semana pasada al álbum de Callejeros Literarios y avisar por e-mail a nuestro próximo invitado para Radio Tres Tizas… ¡Ostras, la semana que viene toca radio! ¡Ostras, tengo que montar el programa con la entrevista, las cortinillas y la música! Miro al infinito. Respiro profundamente por tercera vez…
Son las 00:37 de la mañana. Tengo mucho sueño y estoy muy cansado. Mañana me levanto a las siete y a las ocho tengo clase de Refuerzo Lingüístico con tres alumnos: uno chino y dos coreanos. Trataremos de hacer un ejercicio de
pronunciación y de vocabulario a partir del Traductor de Google. Por la tarde hay reunión de Ikasbloggers y, por la noche, videoconferencia con Aulablog. Mañana, segundo miércoles de mes, toca reunión en el Berritzegune con todos los PRLs de mi zona. El Jueves reunión con el Equipo directivo y después con los Jefes de los Departamentos Técnicos y no Técnicos. ¡Por fin es viernes y las vacaciones están a la puerta de la esquina!  Ya las estaba visualizando cuando me llega un aviso de confirmación de amistad de José Luis en el Facebook y otro de Sonico advirtiéndome de que tengo invitaciones sin confirmar y nuevos avisos de Internet en el aula… "No, no quiero apuntarme a Quora y no pienso comprarme el Ipad 2. No.", pienso, mientras cierro el ordenador…
¿Infoxicado? No lo dude, amigo mío, no lo dude… Absoluta y completamente infoxicado… ¡hasta las cachas! ¿Se reconoce en alguno de los episodios que vive a diario un profesor 2.0?  Recomendación: respire profundamente y 550 gramos de Pacientil y pastilla y media de Calmatrón al día.  Y suerte, mucha suerte…
Marcos Cadenato
__________________________________________
Actualización: 22 de abril de 2011, Viernes Santo…
Tal es el grado de infoxicación que arrastro en este trimestre que no he sido capaz de programar correctamente el post para el lunes 2 de mayo de 2011 y en una suerte de carambola se ha autoprogramado para que lo repensemos durante la Semana Santa y la Semana de Pascua. ¿Casualidad? Hummmm…, infoxicación, sin duda…


Cosas que puedes hacer desde aquí:

Publicar un comentario

Feeds que he leido

Compartidos desde el Reader

Twitter