jueves, 28 de abril de 2011

Freinet en la actualidad

Tuve la gran suerte de que mis prácticas de magisterio fueran con una maestra defensora de la pedagogía Freinet y viví una experiencia única que creo que marcó mi docencia posterior; la metodología, el papel del alumno como protagonista, la alegría con la que esos niños acudían a la escuela, la autonomía que tenían a la hora de trabajar…pude vivir todo ello en directo. ¡Que diferente hubiera sido todo si hubiera estado con un maestro tradicional, de los de enseñanza memorística y libro de texto en mano…!


Cuándo En 2º de primaria y habían niños que no leían, ella muy tranquila, decía: “no pasa nada, el vaso se va llenando, ya sentirán la necesidad” y yo alucinaba de cómo ese vaso rebosaba de un día para otro y leían perfectamente. Y así muchísimos momentos que guardo en mi memoria de aquella MAESTRA que amaba a los niños, que amaba la escuela y que tanto poso dejo en mí. (La frase que dedico a todos los maestros y que encabeza este blog, fue una dedicatoria suya que siempre tengo presente).

Estaba repasando los principios de Freinet y llego a la conclusión de que están más vivos que nunca. Creo que siempre es bueno recordarlos cuando una quiere reflexionar sobre su propia práctica y sobre el tipo de enseñanza de hoy en día y me encuentro que son totalmente actuales, es más, deberían estar presentes en la escuela del S XXI y muchas veces los tenemos olvidados.


Estos son algunos de ellos:
  • Que el niño pueda construirse como persona.
  • Partir de lo que sabe, la importancia de la vida cooperativa y participativa.
  • La relación de la escuela con la vida, tener en cuenta lasexperiencias que los alumnos ya traen consigo.
  • Tener en cuenta los ritmos individuales de aprendizaje.
En definitiva, la enseñanza centrada en el alumno.
Freinet tiene una confianza plena en la naturaleza del niño y en sus posibilidades; dar la palabra al alumno, partir de sus capacidades, sin olvidar de fomentar el sentido de la responsabilidad y trabajo. Para él la educación debía de centrarse en valores como la democracia, la libertad de expresión, la comunicación, el compromiso, la responsabilidad y el trabajo en equipo.

Freinet buscó las estrategias más apropiadas para que el niño sintiera la necesidad y la importancia, individual y social, de lo que hacía.
La expresión, comunicación y creación le permiten al alumno construirse como persona. Para ello él introdujo la imprenta en la escuela, hoy estaríamos hablando de la introducción del ordenador en las aulas. Fantásticas herramientas son las que hoy en día nos ofrece la web 2.0 para conseguir éste principio.
Tener motivación para leer y escribir, ¿no conseguimos eso si les ponemos a su disposición herramientas como el blog, las wikis…?
Entre las técnicas Freinet el texto libre, la revista escolar, ¿no contamos con los blogs de aula o individuales en los cuales el alumno puede escribir, expresarse y mostrárselo a los demás, dando un sentido verdadero a sus producciones?
Los planes de trabajo, el método del tanteo experimental, hoy los proyectos de trabajo, las websquest, o las cazas del tesoro...
La corresponencia escolar, el cooperativismo, ¿no hablamos de proyectos colaborativos entre escuelas, de compartir documentos, de las redes sociales para comunicarse entre alumnos y con el profesor..., en definitiva, de abrir las escuelas al mundo?

¿Qué haría hoy Freinet, con las posibilidades que nos da Internet? pienso que lo mismo que hizo, pero con la tecnología actual, porque no es el medio, la tecnología en sí, las herramientas, la innovación, sino lo que hizo con ella. Logró despertar en sus alumnos la motivación por aprender y el deseo de compartir lo aprendido. Permitió a los niños trabajar temas que les eran cercanos y vivían cotidianamente, los animó a que buscaran información, la procesaran y discutieran, les enseñó a escribir, a corregir y a intercambiar con niños de otras escuelas o países.

En definitiva, buscó innovar la esencia del sistema educativo y en este momento, se hubiera percatado de que las TIC son una vía para salir del aula y para ayudar a los alumnos a comprender la vida que les rodea, pero sobre todo para enseñar a aprender y generar la construcción del propio conocimiento.
Hoy la red nos da estas posibilidades, nos lo pone más fácil, y como él pretendía, permite superar la distancia en espacio y tiempo y relaciona la sociedad con la vida. Y pienso... “cómo hubiera disfrutado Célestine Freinet con lo que las TIC no aportan en la actualidad ”, eso sí sin perder de vista que lo importante es el alumno.

Y para finalizar, quiero compartir unas frases suyas para reflexionar si estamos o no en la escuela de la vida, si estamos creando o no ambientes propicios para aprender.

"Toda pedagogía que no parte del educando es un fracaso, para él y para sus necesidades..."

“La escuela no debe desinteresarse de la formación moral y civica de los niños y niñas, pues esta formación no solo es necesaria sino imprescindible, ya que sin ella no puede haber una formación auténticamente humana”.

“Hay que atender a todos los alumnos sin excepción por encima de las diferencias de inteligencia, carácter o nivel social”.

“Es el alumno mismo quien se debe educar, crecer con la ayuda de los adultos. Nosotros desplazamos el axis educativo: el centro de la escuela no es el maestro, sino el alumno. No debemos buscar más la comodidad del maestro ni sus preferencias. La vida del niño, sus necesidades, sus posibilidades, son la base de nuestro método de educación popular”.
Publicar un comentario en la entrada

Feeds que he leido

Compartidos desde el Reader

Twitter