miércoles, 7 de marzo de 2012

Una anti-licencia paneuropea para los datos abiertos

Enviado por Adrià a través de Google Reader:

vía Administraciones en red de alorza el 28/02/12

Por una antilicencia open data paneuropeaEstamos ya en la recta final de la campaña para decir a Neelie Kroes que queremos una licencia única para los datos abiertos en Europa. Si aún no lo has hecho, es el momento de contribuir a esta campaña con tu firma. Puedes documentarte acerca de las razones de esta campaña y conocer las adhesiones que va consiguiendo en el blog de Andrés Nin. También en este post de Marc Garriga, donde encontrarás enlaces a otros puntos de vista.
El 24 de febrero tuvimos una reunión en Zaragoza, coordinada por el W3C, para crear una comunidad de practicantes del open data. En la reunión se tocó el tema de la licencia paneuropea. Yo tengo un punto de vista particular que quiero exponer aquí.
Lo más importante de esta petición y de la posible licencia única es asentar el principio opendata-by-default, es decir, el principio de reutilización sin condiciones.  La "reutilización sin condiciones", que intuitivamente la asociamos con algo cercano al "dominio público", se está entendiendo de manera diferente en diferentes administraciones. Lo que pedimos es una interpretación única.
La palabra "licencia", en cambio, puede hacernos elegir un camino equivocado. La mayor parte de los datos públicos no caen bajo los supuestos de la propiedad intelectual. Son de todos. Por lo tanto, no es posible someterlos a una licencia. Es más, al someterlos a una licencia, por muy abierta que sea, estaríamos apropiándonos de algo que es común. Por lo tanto, lo que debemos consensuar no es una licencia, sino un mero aviso legal.
Otros datos públicos pueden ser sospechosos de tener implicaciones de propiedad intelectual, por haber experimentado manipulaciones o enriquecimiento. En este caso es cuando necesitamos una licencia. ¿Qué debería expresar esa licencia? En mi opinión, debería ser lo más equivalente posible al caso de los datos que no tienen propietario; esto es, lo más cercano al dominio público que permita la legislación europea.  A mí me gustaría una que dijese, en adecuado lenguaje jurídico:
"Estos datos, que han sido pagados con dinero de todos, ahora vuelven al procomún. Puedes tomarlos para cualquier uso lícito."
Mi opción favorita para un aviso legal o licencia sería que Creative Commons hiciera suyo el problema y desarrollara una variedad adaptada a la realidad europea. ¿Por qué Creative Commons y no, por ejemplo, una adaptación de EUPL? Porque Creative Commons ha demostrado entender la lógica de redes. Ha conseguido hacer comprensible y practicable la apertura de los derechos de explotación. Me parece que están en mejor posición que nadie para redactar, simplificar y difundir una antilicencia paneuropea que devuelva los datos a sus legítimos dueños: la sociedad.

Actualización: mientras escribía estas líneas, Neelie Kroes escribía a su vez su respuesta a la campaña pro licencia única. ¡Felicidades!


Cosas que puedes hacer desde aquí:

Publicar un comentario

Feeds que he leido

Compartidos desde el Reader

Twitter