viernes, 6 de abril de 2012

De libros de texto, ordenadores, redes y otras historias

Enviado por Adrià a través de Google Reader:

vía EDUCACIÓN Y T.I.C. de Domingo Méndez el 18/03/12

No estoy en contra, para nada, de los libros de texto, no puede estarlo como docente que soy y alumno que fui, no estoy en contra de todo aquello que pueda valer para transmitir e impulsar el saber y la cultura y evidentemente los libros de texto han sido y son herramientas imprescindibles para el saber, la cultura y la educación.

Si estoy en contra del uso abusivo  que se hace de los libros de texto, si estoy en contra de que todo el proceso de enseñanza-aprendizaje gire en tornos a un libro de texto, si estoy en contra de que las grandes decisiones  sobre lo que se enseña, cómo se enseña, cuando se enseña y cómo se evalúa  sean tomadas al pie de la letra por lo marcado por el libro de texto, de que se confunda el libro de texto con currículum, en pocas palabras, estoy en contra de que el libro de texto se  haya convertido en el "amo" de la clase.

Si miramos solo  veinte años  hacia atrás  apenas habían alternativas, en una cultura analógica el saber la cultura, la información, en su mayor parte se presentaba en formato impreso, solo las editoriales y  grupos mediáticos eran los transmisores de la información y generadores de contenidos, hoy en la sociedad digital del siglo XXI, el saber, la información, además de en los libros, circula por la red y es facilmente accesible a un par de clic de ratón y lo mejor de todo, se ha democratizado la capacidad para generar contenidos y difundirlos por la red. Si estoy es así y creo que lo es, no es posible que en los centros educativos si sigan utilizando los libros de texto como hace 20, 30, 40 años, no tiene sentido.

Estoy convencido de que con un ordenador e internet se aprende y se enseña más y mejor que con el mejor libro de texto. Sin querer ser muy "profundo" en esta entrada, si me gustaría hacer hincapié en tres aspectos clave que inciden en los procesos de enseñanza y aprendizaje: los contenidos, la metodología y la evaluación y hacer una breve comparativa entre el mejor libro de texto y un ordenador con internet.

  • CONTENIDOS.- La propuesta de un libro de texto es cerrada, estanca, sin posibilidad de actualización. Con un ordenador es una propuesta abierta, dinámica, multimedia, revisable.
  • METODOLOGÍA.- Un libro de texto favorece la enseñanza pasiva, dirigida, unidireccional, frena la creatividad, dificulta el trabajo colaborativo. Con un ordenador  se favorece el trabajo el equipo  y en colaboración, entre grupos de iguales y diferentes, del mismo centro o aula  o con otros centros  y aulas y ahora si verdaderamente una metodología activa y participativa.
  • EVALUACIÓN.- Esta viene condicionada por el tratamiento de los contenidos y la metodología , creo que con frecuencia se enseña en función de lo que se quiere evaluar y esto para mi es un gran error. No se debe evaluar solo el aprendizaje mecánico, memorístico  y repetitivo de contenidos que marca el libro de texto, lo importante son los procesos, la capacidad para generar contenidos, para analizarlos, priorizarlos, secuenciarlos, difundirlos y explicarlos.
Si, tambien es verdad, es posible enseñar y aprender sin libros y sin ordenadores, pero eso es otra cuestión para otra entrada, al igual que el tema de los libros digitales, que creo que no aportan mucho más que libro de toda la vida, al menos los que he visto.

Valga esta entrada como mi aportación de apoyo a la escuela 2.0 #apoyoalaEscuela20

Cosas que puedes hacer desde aquí:

Publicar un comentario en la entrada

Feeds que he leido

Compartidos desde el Reader

Twitter