domingo, 27 de septiembre de 2009

Proyectos en primaria

 
 

Enviado por Adrià a través de Google Reader:

 
 

vía 2.0 de ©Lola el 23/09/09



Cualquiera diría que la web 2.0 ha descubierto los trabajos por proyectos en Primaria, o en Infantil, donde estuve trabajando 22 años sin ver un libro de texto y donde niños y niñas adquirían una autonomía maravillosa de trabajo, de proponer ideas y de aprender a llevarlas a cabo con iniciativa propia muchas veces. Y con la inestimable colaboración de las familias.
Hicimos tochos de folios a mano, llenos de dibujos maravillosos, de historias inventadas, de contar cómo son los parques de nuestro pueblo o los edificios institucionales.
La llegada al centro de aquellos ordenadores cabezones y de colorines facilitó que esta tarea fuera aún más vistosa y la pudiéramos enseñar al mundo, compartiéndola con familias y alumnado de otros centros.
Ahora me cuesta trabajo aceptar que aquellos niños y niñas no mueven un dedo si antes no me piden permiso, que no plasman una idea en el folio si antes no reciben mi confirmación de que sí, que pueden usar este color, aquella letra o esta idea. ¿Adónde fue aquella autonomía, aquella frescura?
Pues no sé adónde fue, pero sé que volverá. Ya está volviendo porque todo se puede recuperar, reinventar y desaprender. Y si no todo, lo que se pueda, pero al menos habrá que intentarlo.
Vienen los portátiles de ZP y nos van a pillar en mitad de la confesión: padre, me acuso de que ni sé ni tengo por qué. Viene formación a chorros y no sabemos en qué hay que formarse, ¿o sí?
La herramienta no hace al monje y el libro de texto, agradecida por su colaboración, nos tiene cogidos por la silla. No es fácil, pero tampoco es imposible.
No encontrarán trabajo con la sumisión y el apocamiento. No serán felices si pasan un mal rato cuando tengan que exponer algo en público. No les hacemos ningún favor dándoles la comida masticada.
Y no es tan difícil, sólo hay que estudiarse esta viñeta completa  (y sus complementos en la entrada que debes visitar) y la web 2.0 será tuya.
Gracias Néstor, gracias Prrofesor Potachôv, por tu sabiduría, pero sobre todo por tu generosidad.

 
 

Cosas que puedes hacer desde aquí:

 
 
Publicar un comentario

Feeds que he leido

Compartidos desde el Reader

Twitter